LOBOS

Existe una leyenda cherokee que cuenta:
Un abuelo le decía a su nieto que en el interior de todo ser humano vivien dos lobos: uno malo, que encarna la ira, la envidia, los celos, la avaricia, la tristeza, la arrogancia…y otro bueno, que personifica la  benevolencia, la generosidad, la alegría, el amor, la humildad…El  niño se paró a pensar y preguntó: «Abuelo, ¿y cuál de los dos lobos gana?» El abuelo le contetó: «Aquel al que le das de comer. Ahí es donde reside nuestra responsabilidad: en alimentaral lobo bueno y no dar de comer al  malo.
Sacado de: «La compasión: el corazón del Mindfulness»; Vicente Simón

2018-03-13T16:10:37+00:00

Deje su comentario